Proceso de Selección

Quiénes pueden participar en SIPAL

Criterios de seleccción de las buenas prácticas
Temas y subtemas
Cómo postular a SIPAL
Qué son las buenas prácticas
 


 


Buenas Prácticas: Obras de infraestructura con participación ciudadana y pertinencia étnica: Proyecto By Pass Temuco.

Organismo: Secretaría Regional Ministerial de Obras Públicas.

Temática: Participación Ciudadana.

País: Chile.

Resumen

A mediados de los noventa se consesiona la Ruta 5 (carretera Panamericana) entre La Serena y Puerto Montt. En la capital de la Región de la Araucanía esta Ruta atravesaba por una de las avenidas más importantes de la ciudad, con altos costos de congestión e impacto urbano. Se propone entonces un trazado a modo de by pass, que evite las áreas urbanas, pero que tendría un fuerte impacto en la población Mapuche (Indígena) de la ciudad, cuyas comunidades se localizaban en las zonas por la que atravesaría esta obra de infraestructura.

Las comunidades indígenas tenían escaso acceso a los recursos del Estado y temían por el impacto que esta obra pudiera provocar, por lo que ya se habían opuesto a iniciativas de este tipo en períodos anteriores. En ese contexto, para la ejecución de este by pass el Ministerio de Obras Públicas, a través de la Secretaría Regional Ministerial de la IX región, se propuso como premisa asegurar el reconocimiento y respeto a la diversidad cultural del territorio. Para ello, creó un equipo profesional que saliera del ámbito tradicional del Ministerio (vinculado a la Ingeniería) involucrando a profesionales de las ciencias sociales, equipo que puso en marcha un proceso participativo para desarrollar este trazado con el menor impacto negativo posible en las comunidades.

De esta manera, se lleva a cabo un proceso de negociaciones y acuerdos con las comunidades mapuche, a partir de las cuales se redefine el trazado de la obra, para ocupar la menor cantidad de territorio mapuche posible, y se acuerdan las indemnizaciones y compensaciones que se les entregarían a cambio de la expropiación de parte de sus tierras, generándose un proceso de fortalecimiento de la participación de las comunidades por medio de la implementación de un Fondo de Compensaciones, y de desarrollo y mejoramiento de las condiciones de vida, a través de la definición de un Plan de Desarrollo Territorial.

El año 2000 comienza la construcción del trazado, el que es terminado en diciembre de 2002. Paralelamente se entrega a las comunidades las indemnizaciones acordadas y se ponen en marcha los mecanismos de compensación comprometidos, los que aún están ejecutándose.

Resultados, premios y reconocimientos:

Este proceso participativo con respeto a la cultura mapuche permitió reducir de 27 a 10 las comunidades afectadas directamente por la obra; se reubicó el eje de la ruta pasando por los deslindes de los predios mapuche; se evitó que se afectaran pozos, casas y lugares sagrados; se identificaron y pusieron en marcha las obras necesarias para cautelar el desarrollo de la comuna por la que atravesaba el by pass, promoviendo la articulación y coordinación de los servicios públicos; se generaron confianzas entre las comunidades y los organismos públicos, especialmente el Ministerio de Obras Públicas y se promovió el fortalecimiento del capital social de las comunidades, así como el desarrollo socio-económico del territorio.


Ver documento completo

 


© SIPAL 2007. Todos los derechos reservados. Webmaster