Chile 1973 – 198?

Realizar un balance de las transformaciones sociales en Chile: la idea surgió en una conversación con Julio Labastida, director del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM (México) y de aquella prestigiosa tribuna académica que es la Revista Mexicana de Sociología. ¿Qué es lo nuevo tras una década de régimen autoritario? La pregunta es demasiado grande. Pero, ¿por qué no pedir a cientistas sociales que vivan en Chile un conjunto de artículos que, enfocando diversos aspectos, crearan un contexto que provoque (y permitiera) una reflexión más global sobre el alcance y los problemas de los cambios en curso? El resultado es la presente antología, publicada originalmente en la Revista Mexicana de Sociología 1982/2. Aunque las contribuciones hayan sido escritas ya en 1981 y para un público latinoamericano, ellas conforman un cuadro sugerente para los estudiosos chilenos que analizan la realidad nacional, hoy en día. Por lo demás, su reproducción representa no sólo la creciente integración latinoamericana en las Ciencias Sociales; es también un agradecimiento al aporte de la comunidad científica mexicana. Más allá de la relevancia de cada texto, el conjunto adquiere una importancia histórica en tanto documenta cierta recomposición intelectual e institucional del trabajo sociológico en Chile.

Este libro es junto con el dossier sobre las modernizaciones, preparado por Chile-América (Roma 1982), la primera obra colectiva de sociología, hecha en el país después de 1973. Conviene pues tener presente ese trasfondo en todas sus dimensiones. La reflexión intelectual pierde a la vez su ámbito institucional y sus parámetros categoriales: no hay dónde ni cómo pensar a una sociedad profundamente trastrocada. La indignación se refugia en una invocación desesperada de la razón; desesperada porque sin palabras y sin interlocutor. Ha transcurrido una década. En esos años se formaron múltiples centros privados, ricos en investigaciones a pesar de su precariedad institucional. Y surge un pensamiento

sociológico que comienza a elaborar categorías críticas, capaces de dar cuenta de lo existente —y también de lo ausente, pero posible. Esta renovación, aunque solamente sea un inicio, merece ser destacada. Resulta difícil apreciar lo que implica una renovación (y, por tanto, rupturas) en medio de tanta destrucción y disgregación. Amenazada la identidad propia (individual y colectiva), el pensamiento suele aferrarse a la tradición, enfrentando el presente con las categorías del pasado. Con lo cual se asegura la continuidad pero al precio de impermeabilizarse frente a lo nuevo. Enfrentar los

cambios sociales supone pues el coraje de revisar (y eventualmente abandonar) las certezas queridas y de asumir las dudas y preguntas sin conocer de antemano las respuestas. Confiemos en que ese coraje fertilice la imaginación exigida a su vez por la renovación democrática de la sociedad.

El esfuerzo de pensar el Chile de hoy en miras del futuro (de lo posible y deseado) se refiere a los problemas planteados; no a la previsión de los acontecimientos futuros. Debe prevenirse al lector que busca en el libro un informe del tipo: diagnóstico-pronóstico-terapia. El análisis de la realidad social concierne la práctica (cooperativa/conflictiva) de los hombres entre sí y ésta no se rige por reglas técnicas. Sería pues inadecuado un enfoque (calcado sobre las Ciencias Naturales) que proponga “explicar” la sociedad en términos de datos, hechos y relaciones causales. La pretensión subyacente de controlar (y, por ende, predecir) los procesos sociales de modo similar a los procesos de la naturaleza

reduce el análisis social a la información. Pues bien, dicho muy sucintamente, sobre la práctica social no se informa, se reflexiona. Frente al paradigma naturalista en boga conviene recordar la tradición de la “filosofía práctica”: tomar conciencia de la existencia humana como problema y plantearla como tarea. En esta perspectiva, la interpretación social apunta a la transformación de la sociedad —no como programa tecnocrático sino como conciencia de la libertad. A ello quieren contribuir, modestamente, las reflexiones siguientes.

Tabla de Contenidos

CHILE 1973-1980

MANUEL ANTONIO GARRETÓN M.
Modelo y proyecto político del régimen militar chileno.

PATRICIO CHAPARRO N. / FRANCISCO CUMPLIDO C.
El proceso de toma de decisiones en el contexto político militar-autoritario chileno. Estudio de dos casos.

AUGUSTO VARAS
Fuerzas armadas y gobierno militar: corporativización y politización castrense

PILAR VERGARA
Las transformaciones del Estado chileno bajo el régimen militar

JAVIER MARTÍNEZ / EUGENIO TIRONI
La clase obrera en el nuevo estilo de desarrollo: un enfoque estructural

JAIME CRISPÍ SOLER,
El agro chileno después de 1973: expansión capitalista y campesinización pauperizante

RAFAEL ECHEVERRÍA
SERGIO GÓMEZ
Cosas nuevas en el campo
Política educacional y transformación del sistema de educación en Chile a partir de 1973.

JOSÉ JOAQUÍN BRUNNER
La cultura política del autoritarismo

HERALDO MUÑOZ
Las relaciones exteriores del gobierno militar chileno

ARTURO VALENZUELA / I. SAMUEL VALENZUELA
Partidos de oposición bajo el régimen autoritario chileno

TOMÁS MOULIAN
La crisis de la izquierda

Personajes Ilustres

  • Manuel A. Garretón

    Nació en Santiago de Chile el 23 de mayo de 1943. Es sociólogo y ex docente de FLACSO-Chile …

    Leer más
  • Atilio Borón

    Es un politólogo y sociólogo argentino, doctorado en Ciencia Política por la Universidad de Harvard. Nació en …

    Leer más
  • Alain Touraine

    Es un sociólogo francés nacido en Hermanville sur Mer el año 1925. En 1950 se graduó de la École Normale Superieure…

    Leer más
Red Flacso

 

Convenios